← Volver a los artículos

Eneko: nombre y apellido.

En el siguiente artículo voy a tratar sobre los apellidos derivados del antropónimo Eneko / Eneco que he encontrado en mis investigaciones. De este antropónimo hay al menos tres patronímicos en cuya grafía original son (de) Eneco, Enecoiz y Enecoch; y otros tres derivados de oicónimos que son Enecorena, Enecotorena y Enecotegui.

ENEKO / ENECO

En la Edad Media y principios de la Edad Moderna una forma habitual de poner el apellido a los recién nacidos era utilizar el nombre de pila del padre, es decir, que este apellido tuvo su origen en muchos lugares diferentes cuando a los recién nacidos les ponían el apellido Eneco. Por ejemplo el 6 de marzo de 1552 se bautizó en la parroquia San Miguel de Aoiz a Sancho Eneco, hijo de Eneco y Chatelina; en este caso parece que el padre y la madre no tenía apellido y el párroco se decantó por poner el nombre de pila del padre como apellido al recién nacido.

En el Archivo Real y General de Navarra (ARGN) se pueden encontrar registros de diferentes personas que llevan el alias o apellido Eneco en el siglo XVI, como  Juan Eneco (1543), Ramon Eneco Garcia (Izal, 1548), Martin de Eneco (Tafalla, 1552), Martin de Eneco (Mendigorría, 1563), Maria Eneco (1570), Juan de Eneco (Labiano, 1586), Iñigo de Eneco y Maria de Eneco (Aberin, 1590) entre otros.

Casa Enekonea en Aldatz (Larraun)

Sin embargo, en muchos casos esos alias no pasaron de forma hereditaria a los descendientes de estas personas y por tanto no se consolidaron como apellidos. Aun así, si hubo al menos dos casos en los que el alias pasó a recibirse de forma hereditaria convirtiéndose en apellido:

  1. Una rama es al menos oriunda de Najurieta de Unciti. Miguel de Eneco era propietario de una casa en 1607, y en 1612 se contaba entre los vecinos de Najurieta con «Miguel de eneco y aluira de yriso su muger y Juanes de eneco su hijo dellos«. Este Miguel era hijo de Eneco de Naxurieta, que en 1597 contaba con 75 años de edad (Oiconimia del Valle de Uniciti Javier Ituláin Irurita. Pag. 133). Además parece que este Eneco de Naxurieta puede ser el mismo que Iñigo de Najurieta (ARGN, 1573). Todavía existe en Najurieta la casa Enekorena, que debió de ser la casa de origen de este apellido.
  2. Otra rama parece proceder del lugar de Adoáin del municipio de Urraúl Alto. Hay registros del apellido Eneco en dicho municipio al menos desde el siglo XVI. Por ejemplo, Martin de Eneco se casa con Maria Juana Fernandez de Ruiz el 8 de febrero de 1609 en Guíndano (Urraúl Alto), y pone que dicho Martin de Eneco es natural de Adoáin. Existe una casa también llamada Enekorena. Esta rama se extiende a otros lugares de Navarra como Oronz, Ustés, Liédena, Esparza, Yesa, Jaurrieta y Sangüesa.

 

El apellido Eneco se recibió de forma hereditaria al menos hasta el siglo XX, cuando debieron de fallecer sus últimos portadores, entre otros los siguientes:

  • Priscila Eneco Artieda (Sangüesa, 09/07/1881, falleció el 21/12/1887. Murió de peste)
  • Agustín Eneco Artieda (Sangüesa, 26/05/1883)
  • Teodosio Eneco Artieda (Sangüesa, 02/04/1885, falleció el 10/12/1887. Murió de peste)
  • Constantina Eneco Aranguren (Sangüesa, 11/03/1886, falleció el 03/06/1886)
  • Francisco Eneco Aranguren (Sangüesa, 24/07/1887)
  • Tomás Eneco Artieda (Sangüesa, 18/09/1887, falleció el 07/08/1888)
  • Emerenciana Eneco Artieda (Sangüesa, 23/01/1890, falleció el 22/9/1979. Viuda de Miguel Bandrés)
  • Luis Eneco Artieda (Sangüesa, 21/06/1892, falleció el 09/08/1893)
  • Ramón Eneco Artieda (Sangüesa, 01/09/1894, falleció el 16/10/1897)
  • Candida Eneco Artieda (Sangüesa, 10/03/1897, falleció el 22/03/1901)
  • Pedro Eneco Artieda (Sangüesa, 19/01/1900, falleció el 09/05/1902)
  • Jovita Eneco Santos (Ablitas, 16/02/1901)

 

Para la década de 1990, según la Guía Telefónica no quedaba ninguna persona con Eneco como primer o segundo apellido en el Estado español, sin embargo en la actualidad sí que hay algunos portadores en Filipinas.

Si siguiéramos hacia atrás la línea de los Eneco de Sangüesa, llegaríamos hasta Pascual Eneco Arboniés, bautizado en Yesa el 17 de mayo de 1814. Su padre, era Francisco Eneco Reta (Adoáin, 30/11/1766), su abuelo Pedro Esteban Eneco Ybañez (Adoáin, 03/09/1722). Por tanto, los últimos Eneco en fallecer fueron de la rama con origen en Urraúl Alto. Podría decirse que fue la peste del siglo XIX la que acabó con el apellido Eneco.

ENEKOIZ / ENEKOITZ / ENECOIZ

En la Edad Media y principios de la Edad Moderna una forma habitual de poner el apellido a los recién nacidos era utilizar el nombre de pila del padre añadiéndole el sufijo patronímico posesivo -iz, es decir, que este apellido tuvo su origen en muchos lugares diferentes cuando a los recién nacidos les ponían el apellido Enecoiz. En la Alta Edad Media se puede encontrar escrito de diferentes maneras, entre ellas Enneconis (Galindo Enneconis. Epistula tertia ad Willesindum, Año 851). Con el paso del tiempo entre hablantes vascos dio lugar a la forma Enecois. En el siglo XVI en algunos lugares todavía se utilizaba de forma patronímica, sin que tuviera que ser necesariamente un alias hereditario. Como ejemplo tenemos los siguientes nombres que podemos comprobar en el ARGN: Juan de Enecoiz (Alsasua, 1560), Martin andia alias Enecoiz (Abaurrea Baja, 1564), Maria Enecoiz Monzon (Ezcároz, 1572), Maria de Enecoiz y Surra (Otsagabia, 1574) o Maria de Enecoiz (Iciz, 1577). Llama la atención que la mayoría de los registros pertenecen a los valles pirenaicos de Aezkoa y Salazar. Otras formas en las que se escribió el apellido fueron Enecoyz, Enecois, Enecoys, Enecos y Enecoz

Al parecer el apellido solo sobrevivió pasando de forma hereditaria en el caso de las Abaurreas en el Valle de Aezkoa. La casa Enecoiz o Enecoicena de Abaurrea Alta está documentada al menos en el ARGN en los años 1649 y 1777, aunque en la rehabilitación de la casa apareció una cabeza tallada en piedra, que según las primeras estimaciones, pudo ser tallada entre los siglos XIII y XIV. 

El apellido pasó desde las Abaurreas sobre todo a municipios cercanos como Garaioa, Arce, Lónguida, Urraúl Alto, Aoiz, Orotz-Betelu, Liédena, Pamplona etc. Según el INE actualmente lo tienen unas 24 personas como primer apellido y otras 17 como segundo.

Archivo General de Navarra

Abaurrea Alta, 1649. Juan Iribarren, señor de Esnoz, vecino de Uriz, contra Miguel Enecoiz, vecino de Abaurrea Alta, sobre pago de las labores realizadas en la hacienda de la casa denominada Enecoicena.

Abaurrea Alta, 1777. Los lugares de Abaurrea Alta, Abaurrea Baja y el valle de Aezcoa contra Miguel de Ochoa y Marico y Jeronima de Enecoiz, su mujer, dueñas de la casa Enecoiz, vecinos de Abaurrea Alta, sobre derecho y posesion de preferencias en ofrecer la oblada de pan y besar la mano al sacerdote en las misas populares y en la iglesia.

ENEKOTX / ENECOCH

Apellido patronímico con origen en el Valle de Roncal cuyo significado es “de Eneco” o “hijo de Eneco”. Evolucionó a Necoch perdiendo la primera e y posteriormente a Necoche y Necochea, probablemente por pensar los párrocos que registraban el apellido que hacía referencia a una casa “eche; echea”. La forma Enecoch se registró en los siglos XVI, XVII y principios del XVIII, sobre todo en Roncal y Uztárroz. En los siglos XVIII y XIX la forma Necoch en Uztárroz y Roncal, Necochea en Urzainqui y residualmente Necoche.

Ejemplos de bautizos:

  • Roncal, 1547. Pedro Garde Enecoch, hijo de Pedro Garde y Juana Enecoch.
  • Roncal, 24/7/1696. Francisco Enecoch Heder, hijo de Pedro Enecoch y Ana Heder.
  • Uztárroz, 09/03/1734. Juan Esteban Necoch Burugorri, hijo de Pedro Marcelino Necoch y Maria Burugorri.
  • Urzainqui, 13/02/1748. Miguel Francisco Necochea Landa, hijo de Miguel Francisco Necochea Brascoch y Martina Landa Necochea.

 

Ejemplos de bodas:

  • Uztárroz, 09/12/1699. Domingo Enecoch y Juana Tapia.
  • Uztárroz, 02/11/1740. Juachin Necoch y Ana Engracia Mayo.
  • Jaurrieta, 04/10/1922. León Necochea Urzainqui y Nicanora Reyes Urzainqui.

 

Actualmente lo tienen en el estado unas 30 personas como primer apellido y otras 35 como segundo. Se puede ver en las grafías Necochea y Nekotxea.

ApellidoVariacionesEntidadMunicipio
Eneco Najurieta, AdoáinUnciti, Urraúl Alto
EnecoizEnecoyz, Enecois, Enecoys, Enecos, EnecozAbaurrea AltaAbaurrea Alta
EnecochNecoch, Necoche, NecocheaRoncalRoncal
Enecotorena ErratzuBaztan
Enecorena Arizkun, Lantz, Arraitz-Orkin, Nagore.Baztan, Lantz, Ultzama, Arce
EnecoteguiEnecoteguyZarimutzEskoriatza
Lugar donde estuvo el caserío llamado Enekotegi, en el barrio Zarimutz.

ENEKOTORENA / ENECOTORENA

Apellido con origen en la casa Enecotorena de la localidad de Erratzu del Valle de Baztan. El primer registro es de una boda el 30 de junio de 1604 entre Juanes de Enecotorena y Maria de Habidea. El apellido se registró sobre todo en Erratzu, aunque también en Amaiur (Baztan) y Pamplona en el siglo XVII. El apellido debió de extinguirse a finales del siglo XVIII.

ENEKORENA / ENECORENA

En la oiconimia de la zona media y norte de Navarra es habitual encontrar casas con el sufijo posesivo -rena, -ena, -na, -nea, -enea, -nekoa. Enecorena significa en euskera literalmente “de Eneco”, aunque bien se puede entender como “casa de Eneco”. Casas con este nombre o sus variantes Eneconea, Enecorenecoa, Eneconecoa etc. las hay o ha habido al menos en Arizkun (Baztan), Irurita (Baztan), Lekaroz (Baztan), Arraitz-Orkin (Ultzama), Espinal (Erro), Guenduláin (Esteribar), Lantz, Zunzarren (Lizoáin-Arriasgoiti), Ibero (Olza), Labiano (Aranguren), Zandueta (Arce), Nagore (Arce), Najurieta (Unciti), Alzorriz (Unciti), Reta (Izagaondoa), Ezcaba (Ezcabarte), Beriáin y Aldatz (Larraun).

Sin embargo, no en todas las zonas correspondientes a las localidades citadas era habitual el uso de la oiconimia para poner alias o apellidos a las personas, y de entre todas las casas mencionadas al menos cuatro de ellas dieron lugar al apellido Enecorena y que pasaron de padres a hijos, a saber, las de Arizkun, Lantz, Arraitz-Orkin y Nagore. En Labiano, en un documento del AGN del año 1585 también se menciona a Juan de Enecorena y Maria de Enecorena, haciendo referencia a la casa. Lo mismo pasa en Agorreta (Esteribar) en 1571, cuando se menciona a Juan de Enecorena y Lope de Enecorena, aunque en este caso no sabemos si hace referencia a una casa llamada Enecorena en Agorreta, o a la de Guendulain. 

El apellido debió de extinguirse a finales del siglo XVII o principios del siglo XVIII, pues es en estos siglos cuando se pueden encontrar los últimos registros.

  • Apeo de las casas, vecinos y moradores del valle de Baztan de 1727. Arizkun.
  • Apeo de las casas, vecinos y moradores del valle de Baztan de 1727. Irurita.
  • Apeo de las casas , vecinos y moradores del valle de Ultzama de 1646. Arraitz-Orkin.
  • Apeo de las casas, vecinos y moradores del valle de Erro de 1726. Aurizberri.
  • Apeo de las casas, vecinos y moradores del valle de Esteribar 1726. Gendulain. 

 

Lantz, 1679. Miguel de Arizu y Lanz, dueño de casa Enecorena, vecino de Lanz, contra Bernardo de Elvetea, Maria de Beruete, su mujer, y Maria de Echenique, su madre, viuda y usufructuaria de Martin de Beruete, dueños de casa Juanzarrena, vecinos de Lanz, sobre pago de 274 ducados y 7 reales y medio de alcance de cuentas.

Zuntzarren, Lizoain-Arriasgoiti, 1682. Miguel de Ureta y Maria Miguel de Urroz, su mujer, vecinos de Ardanaz (Izagaondoa), contra Martin de Espinal, abad de la iglesia parroquial de Mezquiriz, Pedro de Elizalde, abad de la iglesia parroquial de Ardaiz, testamentarios de Bernardo de Azparren, y otros, sobre preferencia como acreedores anteriores y derecho al cobro de los reditos de un censo de 100 ducados, impuesto en la casa y bienes de Enecorena del lugar de Zunzarren, o entrega de dicha casa y bienes.

Labiano, Aranguren, 1688. El Fiscal y el lugar de Pueyo contra Juan de Labiano y Arrazubi, escribano real, vecino de Pueyo, sobre denuncia de escudo de armas colocado en la puerta de su casa Labiano en Pueyo y, por via de reconvencion, reconocimiento de hidalguia de origen y dependencia notorios indubitados de tiempo inmemorial, probando ademas limpieza de sangre y derecho de uso de escudo de armas como originario de las casas Leoz (actualmente llamada) Labiano y Eneriz en Pueyo, Ollo de Amatriain en Barasoain, Enecotena y Antonena en Labiano, Apezarrarena en Artariain y del palacio cabo de armeria de Garinoain.

Zandueta, Arce, 1747. Francisco de Cilveti, presbitero, abad de la iglesia parroquial de Zandueta (Arce), contra Fernando Daoiz, administrador y recaudador de los bienes de Luis Guendica, teniente general de los Ejercitos Reales, gobernador de la Plaza de Tortosa (Tarragona), sobre confirmacion de sentencia de la Real Corte relativa a ejecucion de bienes por los reditos de 4 años de un censo de 25 ducados, impuesto en la casa de Enecorena de Zandueta (Arce).

Zuntzarren, Lizoain-Arriasgoiti, 1762. El Fiscal contra Miguel de Jabat, residente en Zunzarren, preso, sobre hurto de 34 robos de trigo del arca de la casa Enecorena en Zunzarren.

Arizkun, Baztan, 1770. Francisco Echeverz, dueño de la casa Enecorena, vecino de Arizcun, contra Martin Jose de Elizalde, dueño de la casa Iribarren, vecino de Arizcun, sobre venta de 2 castaños para evitar con su sombra daños en una heredad del demandante y trasplantar 5 robles a la parte inferior de su helechal.

Ezkaba, Ezkabarte, 1777. Martin Jose de Ezcurra, vecino de Oricain, tutor y curador de Juan de Redin, contra Diego de Ollacarizqueta, vecino de Ezcaba, sobre derecho de Francisco Larrañeta de goce de una vecindad forana, como casero y arrendador de la casa Enecorena, en Ezcaba propia de Juan de Redin.

Aldatz, Larraun, 1797. Joaquin de Barricarte, procurador de los Tribunales Reales, curador ad litem de Juan Miguel de Astiz e Iguzquiza, residente en Aldaz (Larraun), contra el lugar de Aldaz (Larraun), sobre reconocimiento o admision como vecino forano y derecho a la contribucion y reparto de los aprovechamientos vecinales como poseedor de la casa Eneconea.

Labiano, Aranguren, 1806. Manuela de Labiano y Donamaria, viuda de Manuel de Uscarres y apoderada de Pedro Pablo de Uscarres y Labiano, su hijo, presbitero beneficiado de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asuncion de Caseda, contra el lugar de Olleta (Leoz), sobre admision como vecina forana en el lugar de Olleta (Leoz) alegando posesion de una casa, rematada a un censo de 220 ducados y sus reditos, de Martin de Valencia y Reta, vecino de Olleta (Leoz), alegando hidalguia de origen y dependencia notorios indubitados de tiempo inmemorial, probando ademas limpieza de sangre como originarios de las casas Enecotena y Antonena en Labiano, Labiano y Erice en Pueyo, Ollo y Amatriain en Barasoain y Apezarrarena en Artariain.

 

ENEKOTEGI / ENECOTEGUI

Tiene su origen en el caserío Enekotegi (desaparecido) del barrio Zarimutz de Eskoriatza. En el Artxibo Histórico de Euskadi los primeros bautizos son de mediados del siglo XVI: 1557, 1559 etc. Actualmente lo tienen en el Estado español unas 17 personas como primer apellido y otras 5 como segundo. En los años 90 las personas que lo llevaban eran de Aretxabaleta, Eskoriatza y Vitoria-Gasteiz.

Los Enekotegi tuvieron escudo de armas y era el siguiente «Cuartelado: 1.° y 4.°, en oro, un árbol verde con un jabalí negro pasante; 2.°, verde, tres conchas de plata puestas en triángulo mayor; 3.°, rojo, banda y dragantes de oro, estos últimos grietados de verde y linguados de rojo. Bordura general de oro, con cuatro flores de lis rojas y cuatro lobos negros interpolados«.

Bibliografía y webgrafía

– Archivo Real y General de Navarra. http://www.navarra.es/home_es/Temas/Turismo+ocio+y+cultura/Archivos/Archivos/Archivo+General+de+Navarra/

¡PIDE TU APELLIDO!
error: CONTENIDO PROTEGIDO